Así es la mayor central de captura de carbono que operará en Islandia

La captura y el almacenamiento de carbono (CO2) es un proceso por que se elimina de la atmósfera el exceso de dióxido de carbono  (CO2) que hemos emitido. Una técnica que se contempla "esperanza" para afrontar las consecuencias del cambio climático actual. Ahora, la compañía Climate Works, va a poner en marcha la construcción de la mayor central de captura de carbono del mundo.

La planta, que se llamará Orca, estará situada en Hellisheidi, Islandia, y estará preparada para capturar 4.000 toneladas de CO2 al año. Después, otra empresa, llamada Carfix, será la encargada almacenar permanentemente ese dióxido de carbono bajo el suelo. Con los años se convertirá lentamente en piedra.

Los ocho contenedores recolectores de Orca funcionan de forma sostenible y ponen en marcha un proceso de dos pasos para eliminar el carbono de la atmósfera: Un ventilador aspira aire hacia el colector y luego un material de filtro altamente selectivo captura el dióxido de carbono hasta que se llena. A continuación, se cierra el colector y su contenido se calienta a una temperatura entre 80 y 100°C, que concentra y purifica el dióxido de carbono antes de que se almacene de forma permanente.

13 de settembre de 2021